El contrato de trabajo fue regulado por primera vez en el Código de Primo de Rivera de 1926 aunque no será hasta la Ley de Contrato de Trabajo (1931) cuando aparezca como una institución jurídica que buscaba:

Por una parte, proteger al trabajador-a quien se consideraba la parte débil en la relación jurídica- para ello se limita la libertad empresarial de contratación (se le imponen unos requisitos objetivos y subjetivos de necesario cumplimiento para poder formalizar un contrato de trabajo) y se incluyen los derechos colectivos de las-os trabajadores.

Por otra parte, se regulaba el poder de dirección del empresario. Entendiendo el poder de dirección como un conjunto de facultades empresariales para organizar y dirigir la actividad productiva de la empresa.

Definición

El contrato de trabajo es aquel por el que una persona (trabajador-a) se compromete voluntariamente a prestar personalmente unos servicios retribuidos  por cuenta ajena y en el ámbito de organización y dirección de otra persona, física, o jurídica, (el empresario).

En virtud de un contrato de trabajo, el empresario-a, tiene la potestad de impartir órdenes sobre el modo, tiempo y lugar de la prestación del trabajo y el trabajador-a tiene la obligación de acatar estas instrucciones.

En esta definición, obtenemos los requisitos del contrato de trabajo.

Para que un intercambio de trabajo y remuneración pueda calificarse como relación  laboral es necesario que concurran los siguientes elementos (STS 15-026-87)

  • Voluntariedad. 
  • Dependencia
  • Carácter personal de la prestación.
  • Ajeneidad.

En un contrato de trabajo existen tres fases: nacimiento, desarrollo y extinción.

 

FORMAS DEL CONTRATO DE TRABAJO.

En el ordenamiento jurídico laboral rige la libertad de forma.

El contrato de trabajo se podrá celebrar por escrito o de palabra. Se presumirá que existe entre quien  presta un servicio por cuenta y dentro del ámbito de organización y dirección de otro y el que lo recibe a cambio de una retribución. -Art 8.1 ET-

Pero, en algunos supuestos es necesario la exigencia de la forma escrita cuando así lo exija una disposición legal y todo caso para:

  • Los contratos en prácticas y para la formación y el aprendizaje,
  • Los contratos a tiempo parcial, fijos-discontinuos y de relevo,
  • Los contratos para la realización de una obra o servicio determinado
  • Los de los trabajadores que trabajen a distancia y los contratados en España al servicio de empresas españolas en el extranjero.

Igualmente constarán por escrito los contratos por tiempo determinado cuya duración sea superior a cuatro semanas. De no observarse tal exigencia, el contrato se presumirá celebrado por tiempo indefinido y a jornada completa, salvo prueba en contrario que acredite su naturaleza temporal o el carácter a tiempo parcial de los servicios.

Cualquiera de las partes podrá exigir que el contrato se formalice por escrito, incluso durante el transcurso de la relación laboral.

Trámites relacionados con el contrato de trabajo. 

La Copia Básica. (art. 8.3 ET)

La copia básica del contrato de trabajo deberá entregarse a la oficina pública de empleo y a los-as representantes sindicales.

La empresa está obligada  a comunicar a la oficina pública de empleo, en el plazo de los diez días siguientes a su concertación y en los términos que reglamentariamente se determinen, el contenido de los contratos de trabajo que celebre o las prórrogas de los mismos, deban o no formalizarse por escrito.

La copia básica contiene todos los datos del contrato de trabajo a excepción de aquellos datos personales que puedan afectar a la intimidad del trabajador o la trabajadora, como por ejemplo, DNI, domicilio, teléfono, etc.

Por otra parte, 8.3.t establece la obligación de los empresarios de entregar a la representación legal de trabajadores-as la copia  básica de todos los contratos de trabajo que deban celebrarse por escrito, a excepción de los contratos de relación laboral especial de alta dirección sobre los que se establece el deber de notificación a la representación legal de los trabajadores.

Será entregada por el empresario en el plazo no superior a 10 días desde la formalización del contrato, a los representantes legal de los trabajadores, quienes la firmarán a efectos de acreditar que se ha producido la entrega.

De no existir representación legal de los trabajadores la copia básica debe remitirse a la oficina de empleo.

Información a los trabajadores-as contratados-as. (art. 8.3 ET)

La omisión empresarial del deber de información constituye un infracción administrativa leve.

El empresario, cuando la relación laboral con el trabajador sea superior a cuatro semanas, deberá informarle sobre los elementos esenciales del contrato de trabajo y las principales condiciones de ejecución de la prestación laboral, de forma escrita y en el plazo de dos meses a contar desde la fecha de comienzo de la relación laboral.

No será necesario facilitar nuevamente la información que ya figure en el contrato formalizado por escrito que obre en poder del trabajador.

Están excluidas de tal obligación las relaciones laborales especiales de los penados en instituciones penitenciarias y la de los menores internos incluidos en el ámbito de aplicación de la Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

La información incluirá, o indicará de forma precisa y concreta, la referencia legal, reglamentaria o convenio colectivo aplicable, siempre que esta permita al trabajador la información correspondiente. Los aspectos que deben recogerse son  los siguientes-leer más-

Afiliación/y o alta en la Seguridad Social del trabajador-a

Cuando la empresa decide la contratación de un nuevo trabajador-a, tendrá que comprobar si es necesaria su afiliación en el Sistema de Seguridad  Social.

La afiliación es un acto único en la vida laboral de trabajador y se realiza al inicio de la vida laboral, es decir la primera vez que trabaja.

Si, el trabajador o trabajadora no ha trabajado nunca, la empresa deberá proceder a su afiliación y alta en el sistema de  la Seguridad Social.

Si por el contrario, el nuevo trabajador o trabajadora ha trabajado con anterioridad se procederá a darlo únicamente de alta. 

Para el régimen general, tenemos  de plazo hasta 60 días antes del inicio de la relación laboral. 

Para cualquier consulta sobre este trámite os dejo este enlace a la página de Seguridad Social

Tipos de contrato de trabajo.

En la gestión administrativa de los recursos humanos, es fundamental interpretar y aplicar la normativa vigente en la contratación de los recursos humanos.

Es imprescindible, además, identificar los tipos de contrato de trabajo existentes y los requisitos exigidos para cada uno de ellos. Saber cuales son las ventajas e inconvenientes de los distintos tipos de contratos para la empresa y llevar a cabo la elección del contrato más adecuado a cada caso. 

No hay que olvidarse que los convenios colectivos tienen mucho que decir al respecto. 

Tipos de contrato-seguir leyendo-

Written by Eva Ventín

Deja un comentario