¿NO TIENES UNA ESTRATEGIA PARA ENCONTRAR EMPLEO?Lo importante de  tener una estrategia laboral, es que evitarás convertirte en un  pollo sin cabeza.

Eso significa que antes de ponerte a andar  tendrás que  preguntarte ¿Qué busco? y una vez que obtengas la respuesta,  deberás contestar una nueva pregunta,  ¿Cómo lo voy a lograr?. 

Es decir, primero debes elaborar tu objetivo profesional, de manera clara y rotunda y a partir de ahí, diseñar tu estrategia; una estrategia que te llevará a la meta.  

A la hora de elaborarla deberás tener en cuenta:

Primero, el Autoconocimiento,  ¿Para qué?.  Pues para reconocer tus aptitudes, tus actitudes, tus valores,  tus fortalezas que son las que tienes que potenciar pero también tus debilidades o  aquellas áreas de tu perfil profesional que tienes que mejorar.

A través de este autoanálisis sabrás  en qué empresas puedes  trabajar o que tipo de empresas estarían interesadas en contratarte, los puestos que se ajustan a tus capacidades y a tus intereses por ejemplo, trabajar a media jornada,  trabajar sola-o que en equipo, trabajos repetitivos etc. Pero también, algo muy importante: los beneficios que vamos a aportar a esas empresas.

Con este ejercicio te darás cuenta del valor que tienes  tanto en lo personal y como en lo  profesional.

El autoconocimiento te  servirá para redactar un currículo interesante, una carta de presentación que te venda y sobretodo a la hora de la entrevista de trabajo porque te servirá para elaborar un argumentario a tu favor y lo defenderás con autoconfianza y sin titubeos.

¿Te imaginas un vendedor que desconoce el producto que vende?, ¿se lo comprarías?

Segundo, tener una actitud  Proactiva.  No caigas en el victimismo . Toma el control de tu vida y no esperes. Sabes que el trabajo no vendrá a ti y menos en estos tiempos.  Ser proactiva significa tener iniciativa, y provocar oportunidades de empleo,  buscar soluciones a problemas difíciles.  Significa hacer cosas diferentes para conseguir resultados diferentes.  Ser persevantes, mantenerse en el cambio y no abandonar ante los obstáculos que te vayas encontrando.

Pero no te confundas. Ser una persona proactiva no significa actuar deprisa de forma caótica y desorganizada, dejándose llevar por los impulsos del momento.

Tercero,  elabora un Plan de Acción y una Agenda. En este plan tendrás que fijar  todas las acciones que sean necesarias para lograr tu objetivo-encontrar ese trabajo-.  Tendrás que fijar cuando vas  a llevarlas a cabo y cuanto tiempo le vas a dedicar.  Ya habrás escuchado que buscar trabajo es un trabajo y que como cualquier otro necesita organización y planificación para evitar perder el tiempo  y energía. De lo contrario, te convertirás en una persona improductiva.

Cuarto,  Aprendizaje continuo. El mercado laboral está continuamente cambiando y se exigen nuevas habilidades, nuevos conocimientos, nuevos valores y el manejo de las nuevas tecnologías, es indiscutible.  Nada es igual a como eran hace cinco o diez años.  No te quedes atrás. No te quedes absoleta-o. Investiga  a la competencia, ¿que tienen ellos que no tengas tú. Recíclate. 

Quinto Informarte, ¿Cómo anda la economía de tu sector?. ¿Qué tipo de empresas están contratando?. ¿Cuáles son sus tendencias?.  ¿Competencias vienen exigiendo?. Internet y las redes sociales son las nuevas fuentes de información. Si las sabes utilizar, no tienen precio.

Sexta, contar con un buen Currículo  y una buena Carta de presentación que te venda y que no te  desvenda. Tanto el currículo como la carta  van por delante  de ti, y de  estas herramientas depende que la persona que lo reciba quiera seguir conociéndote y te llame para una entrevista de trabajo o por el contrario, que no despiertes su interés.  Tendrás que dedicarle tiempo para que esos documentos reflejen lo mejor de ti. Que transmitan que eres la mejor opción o por lo menos,que no te descarte nada más verlo.

Eva Ventín Lorenzo. Orientadora Laboral 2.0

 

Written by Eva Ventín

Deja un comentario