Si importante era el titular, el extracto de LinkedIn no lo es menos.

Linkedin, que te proporciona un espacio amplio (2.000 caracteres)  para definirte como profesional y describir los beneficios que proporcionas a las empresas que pueden estar interesadas en contratar tus servicios.

Si con el titular ya captaste la atención de quien busca un perfil profesional como el tuyo, ahora lo que te interesa es que siga leyendo.

Voy a hacer un alto. Me imagino que a estas alturas, ya tienes un producto que vender.  Lo que haces, lo haces bien y además tienes mercado para ello. Quiero decir que hay empresas que pueden estar muy interesadas por el beneficio que le aporta. Tu mismo o tu misma por tus cualidades profesionales eres un beneficio porque puedes resolverles los problemas de hoy y de mañana.  Quiero pensar que esto ya lo tienes bien estudiado. Si es así, comunícalo. 

El extracto va a definir, por activa y por pasiva, ¿Quién eres? ¿Qué haces? y ¿Para qué?.

Además el extracto de LinkedIn habla mucho de tu actitud. No es igual la actitud de quien se esfuerza por interesar, de quien no esfuerza y deja su extracto en blanco.

Podríamos decir, que es tu carta de presentación e incluso ir un poco más allá y definirla como tú carta de venta. Ojo!!. Hablamos no de venderte tú, si no de tus servicios, de vender lo que haces y la forma en la que lo haces.

No es fácil y ya te habrás dado cuenta de que te toca reflexionar antes de ponerte a escribir.

Supongo que te defines como una persona con capacidad de trabajo, comprometida…Aquí tienes un medio para demostrarlo.

El esfuerzo merecerá la pena porque es una oportunidad para diferenciarte del resto, para sobresalir y para darle valor a lo que haces.

¿Debo escribir mucho o poco?

Sabemos que las personas encargadas de la selección de personal no andan sobradas de tiempo. Pero si consigues captar su atención desde el inicio, se mantendrá enganchada hasta el final.  

Algunos consejos a la hora de elaborar tu extracto en LinkedIn.

 

 

Segmenta tu mercado. Habla para tu público.

Insisto. Tienes que dirigirte a tu público objetivo. A esas empresas en las que a ti te interesaría trabajar. A esas empresas a las que estarían interesadas en lo que haces.

Misión cumplida con el titular de linkedin que te ha servido para enfocar y seleccionar tu público. Ahora hay mantenerse en esa línea.

Despierta el interés con tu extracto de LinkedIn.

Si quieres que no se aburra, no escribas por escribir.

Tienes que aportar información que tenga valor, tanto para la persona que busca un perfil como el tuyo, como para ese puesto de trabajo que puedes desempeñar con eficacia y algo más.

En definitiva, evita rellenar. La información debe ser interesante, relevante para ese posible puesto de trabajo.

Aumenta la percepción de tu valor.

No es buena idea hablar de tus características personales como, soy una persona comprometida. Con mucha capacidad de esfuerzo

Lo que es buena idea es hablar de Beneficios. Compramos las cosas por el beneficio que nos aporta.

En su época y con mucho marketing, se consiguió que el jamón york fuera percibido como algo saludable así que con su consumo obtendríamos salud.

Hablando de cómo vas a beneficiar a las empresas, vas a provocar el deseo y por lo tanto, la llamada a la acción. Es la manera de provocar el deseo, la llamada a la acción.

Una empresa contrata cuando tiene una necesidad: Cubrir un puesto de trabajo vacante, ya sea el de director o directora financiero-a o el de administrativo-a.

En principio, cualquier candidato-a, que tenga un perfil laboral (conocimientos, habilidades…) que se ajuste a la descripción de  ese puesto de trabajo, cubrirá esa  necesidad.

¿Te imaginas la cantidad de competencia?.¿Cuántas personas se ajustarán a ese perfil?

La clave es la percepción. Lograr, que tú seas percibido o percibida como la mejor opción, aunque no seas el mejor o la mejor. No te centres en quimeras.

Nos pasa a todos y a todas. Siempre compramos el producto que percibas como el mejor.

Esto se consigue hablando de los beneficios que obtendría la empresa si te contratase.

Una buena idea podría ser la de hablar de tus logros.

El extracto de LinkedIn y las palabras clave

¿Has decidido la palabra clave? Pues, ponla cuántas veces puedas. Pero sin que resulte antinatural, ni forzado.

El nuevo extracto de Linkedin.

Hasta no hace mucho, cuando alguien accedía a tu perfil, se encontraba con tu extracto totalmente desplegado. Esto ha cambiado y ahora sólo se ven las primeras dos frases.

Y esto trae una consecuencia; esas dos frases son la clave para que la persona que accedió a tu perfil abandone o siga leyendo.

Sí. Estoy de acuerdo con lo que estás pensando: Tengo que darle algunas vueltas.

 

Written by Eva Ventín

Deja un comentario